cultural preservation

3 culturas indígenas que aun persisten: Quechua, Aymara y Guarani

Posted on Updated on

Las etnias Quechua, Aymara y Guaraní son tres de las principales etnias indígenas de Sudámerica. Es importante conocer sus orígenes para entender bien el legado que han dejado en la mayoría del continente. Hago a continuación una pequeña introducción que os sirva de base antes de viajar a Perú, Bolivia, Ecuador, Paraguay, partes de Brasil, Chile, Argentina… Os animo a que en vuestros viajes por estos países empleéis un poco de tiempo en acercaros a estas fascinantes culturas milenarias.

 Quechua

Los quechuas son una cultura que se extiende a lo largo de los Andes. Comienza en algunas partes de Argentina, Chile, Colombia, Ecuador, Perú y gran parte de Bolivia. Se caracterizan por ser descendientes de los Incas y tener relación con la cultura Aymara.

La lengua originaria es la lengua Quechua, hablada hoy por aproximadamente ocho a diez millones de personas. Es considerada lengua oficial. El quechua, aunque deriva del aimara, es una lengua más evolucionada, porque durante el imperio Inca se fueron incorporando a ella nuevos términos y variaciones fonéticas.

La lengua de los Incas afianzó aun más su presencia en el Altiplano durante la colonización española, ya que los españoles la utilizaron para sus relaciones con los habitantes andinos, sin diferenciarlos de su origen y, por tanto, sin tener en cuenta las diferentes lenguas de estos pueblos.

Es el idioma indio que más se habla en el continente americano. Es una lengua llena de riqueza y muy imaginativa, con palabras que describen sensaciones muy complejas, observaciones de acontecimientos.

En la actualidad existe iniciativas que ofrecen una  visión única de la vida Quechua y proporcionan a las familias locales ingresos adicionales.

Comunidades Quechua, Peru Comunidades Quechua, Peru

Aymara

Los aymaras habitan la alta región del Altiplano andino cerca del lago Titicaca, en la frontera entre Perú y Bolivia. Los aymaras han conservado en buena medida su propia cultura, una de cuyas manifestaciones es la música, que es fundamentalmente instrumental.  Muchos de los instrumentos han sido rechazados por los pobladores de las urbes y solo eran tocados por los indígenas en zonas rurales y remotas hasta los años 60.

Posiblemente el principal aporte cultural de la antigua cultura aymara, a la humanidad, sea la domesticación de la papa (patata). Cuando los españoles conquistaron al imperio Inca encontraron a la papa cultivada y consumida en todo el territorio Inca. Sin embargo, en la meseta del Titicaca, como en ningún otro lugar, encontraron más de 200 variedades.

En la actualidad, la mayor parte de los aimaras viven ahora en la región del lago Titicaca y están concentrados en el sur del lago. Las islas del Sol y de la Luna son lugares aun llenos de cultura Aymara, de vida y belleza natural. Aun se puede explorar la historia expresada en danzas artesanales y en la tradición textil cultivada desde tiempos milenarios.

Lago Titicaca, Bolivia Lago Titicaca, Bolivia

Guaraní

Los guaraníes, según su denominación étnica original que significa “hombre”, son un grupo de pueblos sudamericanos que se ubican geográficamente en Paraguay, noreste de Argentina, sur y suroeste de Brasil y sureste de Bolivia. En la actualidad son una población total de 95.000 guaraníes.

Son un pueblo nativo sudamericano, originario de la región amazónica, que se estableció en distintas regiones del continente, especialmente en el Paraguay y en Argentina. Las causas de su migración hacia el sur fueron principalmente la necesidad de ocupar nuevas tierras aptas para el cultivo y la presión de otros indígenas, además de creencias religiosas que impulsaban su nomadismo.

Los guaraníes fueron una de las sociedades que más desarrollaron el canibalismo. Quienes lo practicaban lo hacían con fines religiosos, bajo la creencia de que la víctima acumula energía a lo largo de su existencia, y que esa energía puede ser utilizada por otra persona para expandir la conciencia.

Actualmente las comunidades de guaraníes pasan por graves problemas que podrían llevar a la desaparición del pueblo. Las principales causas son la falta de tierras, la desnutrición, la tuberculosis y la falta de ayuda. El factor principal de la crisis es la falta de territorios, ya que esta tribu utiliza los recursos naturales en amplias extensiones de tierra, desplazándose en grandes distancias para cazar, pescar, recolectar frutos del monte. La presión demográfica sumada a la explotación forestal hizo que las comunidades vean reducido su espacio vital.

En la provincia de Misiones en Argentina se pueden visitar algunas aldeas guaraníes que aun viven de forma tradicional. Es una Argentina desconocida donde la naturaleza se entremezcla con la cultura Guaraní y optando por un turismo sustentable podrás compartir experiencias con representantes de las Comunidades Guaraníes, que han decidido contar sus historias y mostrar la Selva desde su cosmovisión.

Selva Misiones

Desde el valle sagrado de los incas elaborando recetas ancestrales

Posted on Updated on

Iñigo, amigo nuestro de siempre, está dando la vuelta al mundo. Ya ha pasado por todo Sudámerica y dentro de nada parte con rumbo Asia. En cada parada vive el destino al máximo, dándole sabor local a su viaje siempre que puede. En su paso por Perú se embarcó en una experiencia para conocer desde su origen los Sabores del Ande. Os dejo con ella, narrada por él mismo.

“La experiencia Zuvy “Sabores del Ande” fue inolvidable. Nada más llegar al poblado de Huchuy Qosqo, Paulina, la presidenta de la asociación, me recibió con una calurosa bienvenida y unas flores.
Bienvenida de Paulina
A continuación fuimos hacia la cocina; allí me ofrecieron un mate y pude ir conociendo al resto de las señoras con las que compartiría un día tan especial. La actividad consistía en preparar una comida, con ingredientes y al modo tradicional de los andes peruanos. Así que nos pusimos manos a la obra y empezamos a pelar el maíz y el olluco (parecido a la patata). Después, fuimos hacia el huerto para recoger otros ingredientes, y me enseñaron la gran variedad de productos que cultivan con una agricultura 100% ecológica. De vuelta en la cocina, seguimos preparando la comida: una sopa con maíz y el plato principal a base de olluco. Sentados en la cocina, me explicaron sobre la alimentación y los productos de la zona, pero también me hablaron de su cultura, su lengua, sus tradiciones, su vestimenta y un largo etcétera.

También me preguntaron con interés y curiosidad sobre mi visita a Perú y cómo vivimos en España. En definitiva, fue una gran oportunidad para interaccionar con las personas de esta comunidad durante toda la mañana y compartir con ellas ideas y experiencias. Desde el primer momento noté una total naturalidad y autenticidad, haciendo actividades que forman parte del propio día a día de estas personas. Una vez terminada la cocina, nos sentamos a comer lo que habíamos preparado, y ¡¡la verdad es que estaba riquísimo!!

Esta asociación también organiza otras actividades en distintas comunidades, como por ejemplo fabricación de textiles o rutas por la tierra de las llamas. En esta comunidad también ofrecen alojamiento rural, que al parecer está muy vacío, seguramente porque los viajeros desconocemos estas opciones; claro, no sale en el Lonely Planet.

Cada vez hay más actividades de este estilo. Todo ello dentro de una concepción de turismo responsable que compartimos Sonsoles y yo, Codespa y muchas otras personas; un turismo que respete a las comunidades locales, auto-gestionado por ellos y que contribuya a mejorar su calidad de vida.”

Muchísimas gracias Íñigo por tu visita y os invito a que leais su blog, repleto de aventuras que está viviendo!!

Un maravilloso Kasbah en el Atlas, Marruecos

Posted on Updated on

Nuestros grandes amigos Tatiana y Héctor tuvieron la oportunidad de conocer el Atlas Marroquí alojándose en un hotel muy muy especial: El Atlas Kasbah que lleva siendo parte de la red Zuvy desde sus inicios. El Atlas Kasbah ha sido construido cuidando todos los detalles de alojamiento sostenible ( y se ha llevado bastantes premios por ello!!) desde los materiales utilizados, a su eficiencia energética o a su relación y apuesta por la mejora del bienestar de la comunidad que habita allí. Os dejo con la crónica de su viaje narrada por ellos mismos!Héctor y Tatiana en el Atlas, Marruecos
La experiencia Zuvy fue nuestro regalo de 30 cumpleaños, ¡y qué gran manera de comenzar esta nueva década!
Gracias a todos los amigos que participaron en este original regalo. Y gracias a Zuvy por la excelente organización, la elección de la localización, las múltiples posibilidades de actividades de todo tipo (ambiental, social, relajante) y en general por el apoyo, comunicación y excelente servicio de Zuvy.
Kasbah-Marruecos
Fue un viaje relámpago España-Marruecos, donde en unas horas pasamos del caos madrileño al aislado castillo o kasbah construido hace tan sólo 4 años en lo alto de una bella colina, entre Agadir, un pueblo costero de Marruecos y el comienzo de la cordillera del Atlas. De hecho, de lo que más nos gustó del viaje fue la elección de este Eco-lodge, grandioso en su decoración y acomodación, a la par que acogedor y haciéndote sentir como en casa en cada uno de sus múltiples salas : el comedor y las terrazas donde desayunábamos todos los días, el cuarto del té de relax con su bella decoración árabe, el ático con maravillosas vistas a los campos de árboles de Argan, las diversas salitas o estancias de lectura, el patio interior, la piscina, sus jardines y huertos y por su puesto los dormitorios. Una de las cosas que más me gusto fue ir leyendo por las esquinas los varios libros, álbumes y cuadernos con información sobre la fauna y la flora de la zona, hasta la historia el Atlas Kasbah Ecolodge y sus premios de turismo sostenible.
Atlas Kasbah, Marruecos
Durante nuestros 3 días en el Kasbah Ecolodge, tuvimos oportunidad de visitar Agadir, pueblo turístico, pero donde todavía se pueden ver auténticos mercados de pescadores, una playa llena de kite surfers y uno de los zocos más grandes de África. También pudimos conocer los pueblos bereberes que rodeaban el Ecolodge, donde tuvimos oportunidad de subir colinas, ver los campos de Argan y su cooperativa de mujeres que trabajan este ingrediente como cosmético y alimento esencial. Finalmente tuvimos el placer de conocer y disfrutar de la hospitalidad de las gentes de estos pueblos bereberes, compartiendo su tradicional té a la menta y adentrándonos entre familias y amigos en sus diferentes realidades.
Comunidad-Kasbah-Marruecos
¡un gustazo de viaje recomendable para cualquiera que quiera relajarse, disfrutar de la naturaleza y conocer gente local!