educativo

Actividad inolvidable antes de subir a Machu Picchu

Posted on Updated on

En Perú, Bolivia y Ecuador estamos colaborando con la Fundación Codespa, dando difusión a sus programas de turismo solidario, auto-gestionados directamente por poblaciones indígenas de escasos recursos, está logrando que las comunidades participantes consigan beneficios directos de la actividad turística, prestando sus servicios a más de 50.000 turistas cada año.

Incluyo aquí un extracto de la experiencia de Lucía y Guillermo, que fueron los primeros que gracias a Zuvy vivieron la experiencia de Tejedores del Ande antes de emprender rumbo a MachuPichu

“Perú en general precioso, y la experiencia Zuvy fue increíble. Nos recibieron muy amablemente, y en principio nos vistieron con ropas típicas (de eso no os mando fotos que es un corte!). Luego nos enseñaron todo el proceso desde qué plantas tiñen qué colores, como se hierve para sacar el color, cómo se esquila la oveja, como se hila y se hace el ovillo, a como se teje. Estuvo francamente bien. […] Al acabar nos dieron de comer (muy abundantemente!!) y luego nos enseñaron los productos terminados y compramos alguna cosita. ”

Más de 3.000 personas ya se benefician de este proyecto de turismo comunitario, financiado por el Banco Interamericano de Desarrollo, Junta de Andalucía, Fundación Repsol y Fundación Roviralta. Entre los logros conseguidos, destacan: la puesta en marcha de rutas turísticas en los tres países, alianzas con operadoras turísticas de cada país y con gobiernos y 20% promedio de incremento de ingresos. Les damos la enhorabuena desde Zuvy y esperamos que sigan consiguiendo muchos más!!

Viviendo el impacto de los micropréstamos en Guatemala

Posted on Updated on

Invitamos a nuestra amiga Mónica a contarnos un maravilloso viaje que hizo por Guatemala. Os dejamos con ella! La experiencia en Guatemala fue muy especial. En principio íbamos de turismo, a conocer los lugares más recónditos del país, de la mano de nuestra amiga Myriam, que vivía allí desde hacía casi un año. Queríamos conocer sitios interesantes, pasárnoslo bien, y ver de primera mano cómo vivía nuestra amiga allí, qué amigos y trabajo tenía, y en definitiva, cómo se había montado su vida. Myriam trabajaba en una consultora de desarrollo, y dirigía diversos proyectos de cooperación en poblados alejados en comunidades rurales. Tuvimos la suerte de conocer, ver y ayudar, aunque tan sólo fuera por un día o dos, a las personas con las que trabajaba Myriam, a quien tanto agradecían y admiraban. Para mi, que trabajo en recursos humanos fue increíble descubrir el poder de los micropréstamos en las vidas de la gente. Con un poco de ayuda y asesoría pasan a ser empresarios y a tener ingresos continuos para sus familias.

Lo que en principio era un viaje de placer, de hacer turismo y divertirnos con nuestra amiga, se convirtió en una experiencia preciosa, puesto que también pudimos ayudar y tener contacto con proyectos y gente que de otra manera hubiera sido imposible hacer. Os incluyo algunas fotos. Una recogiendo el piñón que luego transformaban en bioetanol y otra de nuestra amiga con la gente de la comunidad.