gastronomía

¿Comemos? ¿Almorzamos? ¿Cenamos? ¡No me entero de nada!

Posted on Updated on

¿Quién diría que un concepto tan sencillo como son las tres principales comidas del día puede traer tantos problemas de comunicación? Un simple “¿Comemos?” para los españoles está claro que se refiere a la comida central del día, entre las 13h y las 15h. Pero, la mayoría de los hispanohablantes se refieren a esta misma comida como el almuerzo.
Para complicar más las cosas si quedas con un cubano, colombiano o peruano a comer te esperarán a eso de las 20-21h porque para ellos es la última comida del día lo que para el resto es la cena.
Para rematarlo del todo, en Ecuador, la última comida del día no se llama ni comida ni cena, si no que lo llaman merienda concepto que en el resto de países suele ser el snack entre el mediodía.
Por lo menos, parece que hay un poco más de consenso en el desayuno…. Salvo en México que dependiendo a la hora que te levantes pasará a ser el almuerzo aunque sea tu primera comida del día. Cuidado que también nuestros vecinos portugués-hablantes están lost in translation. En Brasil se conoce el desayuno como “Café de manha” o café de la mañana mientras que en Portugal es el “pequeño almoço” o pequeño almuerzo.
Parece mentira que este sencillo concepto lleve a tanta confusión a pesar de compartir la misma lengua. En el fondo nos hace a cada nacionalidad un poco diferentes.
Mi mejor recomendación: pregunta a un local cuando llegues a tu destino y que te saque de dudas así evitarás tener problemas de comunicación.
Aquí incluyo mi pequeño cuadro de lo que he conseguido clarificar hasta el momento:
Imagen1
CIMG0154 (800x600)

Desde el valle sagrado de los incas elaborando recetas ancestrales

Posted on Updated on

Iñigo, amigo nuestro de siempre, está dando la vuelta al mundo. Ya ha pasado por todo Sudámerica y dentro de nada parte con rumbo Asia. En cada parada vive el destino al máximo, dándole sabor local a su viaje siempre que puede. En su paso por Perú se embarcó en una experiencia para conocer desde su origen los Sabores del Ande. Os dejo con ella, narrada por él mismo.

“La experiencia Zuvy “Sabores del Ande” fue inolvidable. Nada más llegar al poblado de Huchuy Qosqo, Paulina, la presidenta de la asociación, me recibió con una calurosa bienvenida y unas flores.
Bienvenida de Paulina
A continuación fuimos hacia la cocina; allí me ofrecieron un mate y pude ir conociendo al resto de las señoras con las que compartiría un día tan especial. La actividad consistía en preparar una comida, con ingredientes y al modo tradicional de los andes peruanos. Así que nos pusimos manos a la obra y empezamos a pelar el maíz y el olluco (parecido a la patata). Después, fuimos hacia el huerto para recoger otros ingredientes, y me enseñaron la gran variedad de productos que cultivan con una agricultura 100% ecológica. De vuelta en la cocina, seguimos preparando la comida: una sopa con maíz y el plato principal a base de olluco. Sentados en la cocina, me explicaron sobre la alimentación y los productos de la zona, pero también me hablaron de su cultura, su lengua, sus tradiciones, su vestimenta y un largo etcétera.

También me preguntaron con interés y curiosidad sobre mi visita a Perú y cómo vivimos en España. En definitiva, fue una gran oportunidad para interaccionar con las personas de esta comunidad durante toda la mañana y compartir con ellas ideas y experiencias. Desde el primer momento noté una total naturalidad y autenticidad, haciendo actividades que forman parte del propio día a día de estas personas. Una vez terminada la cocina, nos sentamos a comer lo que habíamos preparado, y ¡¡la verdad es que estaba riquísimo!!

Esta asociación también organiza otras actividades en distintas comunidades, como por ejemplo fabricación de textiles o rutas por la tierra de las llamas. En esta comunidad también ofrecen alojamiento rural, que al parecer está muy vacío, seguramente porque los viajeros desconocemos estas opciones; claro, no sale en el Lonely Planet.

Cada vez hay más actividades de este estilo. Todo ello dentro de una concepción de turismo responsable que compartimos Sonsoles y yo, Codespa y muchas otras personas; un turismo que respete a las comunidades locales, auto-gestionado por ellos y que contribuya a mejorar su calidad de vida.”

Muchísimas gracias Íñigo por tu visita y os invito a que leais su blog, repleto de aventuras que está viviendo!!